“Vine a Sevilla para un fin de semana, y ya llevo más de 6 años”

Llegó al aeropuerto de San Pablo con la idea de pasar unos días en Sevilla, y ya lleva más de 6 años con nosotros. A este joven normando de alma inquieta, viajero empedernido, le sedujo nuestra forma de entender la vida. Le gustó nuestro clima, nuestros bares, nuestras gentes, pero sobre todo le gustó Brenda Patorniti. Quedó rendido antes sus encantos, y claro… se quedó.

Sí, se quedó. Se quedó para sacarnos unas sonrisas a todos aquellos que tenemos la suerte de disfrutar de su humor inteligente. Se quedó para disfrutar de nuestra tierra, y para echar una mano al que lo necesite. Joris es de esas personas que siempre, (y si digo siempre, es siempre) está dispuesto a ayudar. Cuándo, dónde, cómo y a quién sea.

Y sí, se quedó. Se quedó para traer a Mairena del Aljarafe dos niños preciosos, Tiziano y Thiago, con quienes pasa las horas chutando a una pequeña portería que tiene en su jardín.

Amante de la buena gastronomía y del mar, Joris tiene ese don especial que le permite convertir dos botellas viejas en una preciosa lámpara. Como decimos por aquí, tiene mucho gusto. Le gusta vestirse bien y cuidar cada detalle de la decoración de su casa, y de la clínica. La parte estética es suya. A la vista está.

Vamos a conocerlo un poco mejor.

De la verde y fría Normandía a la seca y cálida Andalucía. ¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de Sevilla?

La primera vez que vine a Sevilla fue para encontrarme con un amigo argentino que estaba de viaje por la capital andaluza. Me llamó mucho la atención la forma de vivir tan distinta a la mía, en Normandía. Las tiendas abiertas hasta las 22.00h, los grupos de amigos juntándose en una placita, en la terraza de un café, comiendo tapas a cualquier hora del día y me resultó muy sencillo hablar y conocer gente. Creo que Sevilla me enseñó su mejor cara aquel fin de semana. Tanto fue así, que menos de 2 meses después, estaba de vuelta en el aeropuerto de San Pablo con mis maletas, pero esta vez para un fin de semana mucho más largo… ya pasaron más de 6 años!

Tu trabajo es gestionar la clínica dental, pero me consta que lo que más te gusta es tratar con los pacientes, con las personas. ¿Utilizas tu español con acento medio francés medio argentino para seducirlos?

Jajajajaja! Sí es cierto. Me apasiona la gente y sus conocer sus experiencias. Paso mucho tiempo hablando con los pacientes, de hecho, intento siempre hablar lo mejor posible en el idioma que sea. Si pudiera hablar sin que nadie se diera cuenta que no soy nativo español lo haría, pero tengo que admitir que en la mayoría de los casos, a los pacientes les da mucha curiosidad esta mezcla franco-argentina-andaluz.

Trabajas con cuatro mujeres: Brenda, Mercedes, Natalia y Jésica. ¿Qué destacarías de cada una de ellas?

Tendré que tener un cuidado especial en contestar a esta pregunta sabiendo que Brenda es mi mujer, que Mercedes es mi suegra y que las 2 son mis jefas… Pero bueno me lanzo!! Brenda es un dentista “multifunción” como lo llamaría yo. Es capaz de pasar de una cirugía compleja, a atender a un niño de 5 añitos y luego colocar un aparato de ortodoncia.  Es un placer trabajar con ella, tengo la suerte de poder asistirla a todas sus cirugía y os prometo que casi siempre le digo lo orgulloso que estoy de trabajar con ella.

Mercedes, mi suegra… gracias a ella podemos disfrutar de este sitio tan lindo que es Oral Center. Mercedes tiene una forma de trabajo de lo más dulce que he visto, tiene un tacto muy delicado y con mucha paciencia, ideal para un paciente que tiene mucho miedo.

Natalia, es la persona que permite que todo los días sean planificados y sin fallo de logística, sin ella no tendríamos la notoriedad que tenemos hoy en día. Es la primera cara que ven los pacientes al entrar en la clínica, la primera voz que escuchan al llamar por teléfono para coger cita,  y esta bella persona permite un primer contacto de los más agradable.

Jesica es la última al llegar del grupo. Llegó hace unos 2 años, nos vino al rescate! Era imposible seguir sin una persona más en el equipo, lo que más valoramos al momento de contratar una persona es su actitud. Somos una familia y lo que queremos transmitir al paciente es confianza y atención muy personalizada, así que no encontremos mejor persona que ella. Nos ilumina los días! Jesica está siempre al momento oportuno, sabe anticipar las necesidades de cada doctora, pero también de su compañera y de los pacientes, y eso da tanto a los pacientes como a los miembros del equipo una tranquilidad muy importante.

Y ahora un poco de deporte… me cuenta un pajarito que elegiste ser bético. Sin embargo, durante el tiempo que llevas aquí, el Sevilla FC no ha parado de cosechar éxitos, mientras que el Betis… ¿Por qué te inclinaste por los verdiblancos?

Ser del Betis o del Sevilla siempre viene de algo, para muchos viene del padre, del abuelo…, y conmigo funcionó más o menos igual. Un par de meses después de llegar a Sevilla un vecino me propuso ver un partido de fútbol. “del bueno” me decía, y me llevó al Benito Villamarín! No pude creer el ambiente creado en el estadio por los aficionados y me quedé con esta imagen, por eso tiro más por los verdiblancos que por el Sevilla.

Disfruto mucho del fútbol y me encanta vivir en esta cuidad que vibra con este deporte día a día. La verdad es que soy aficionado tanto del Betis como del Sevilla FC. (Termina con una ligera sonrisa…)

Recent Posts

Leave a Comment