“Es un gran logro personal poder conseguir que el paciente se relaje y pierda el miedo”

Hay personas que tienen algo especial. No sabemos muy bien por qué, pero solo con escucharlas son capaces de transmitirnos paz y seguridad. Desconocemos si es por su timbre de voz, su entonación, su dicción o vete tú a saber… pero lo cierto es lo consiguen. Y además, muchas veces sin ser conscientes. Es el caso de Mercedes, que además sospechamos que ha contraído un pacto con el diablo. No en una, ni en dos, si no en muchas ocasiones nos hemos preguntado entre los compañeros “cómo hará para estar cada día más guapa”. Misterio…

O quizás no haya tanto misterio. A Mercedes le gusta cuidarse. Meticulosa en su alimentación, es capaz de resistirse incluso al dulce de leche, un manjar que los argentinos aman casi tanto como el mate. Pues ella no. No le gusta el exceso de azúcar (entiéndase la metáfora… ). Además, no perdona sus entrenamientos. Es una apasionada del deporte. Y claro, el resultado es el que es…

Sigilosa, elegante, prudente, comedida… Mercedes parece que levita. No se le siente.  Apenas se le escucha. Hoy hemos compartido un rato con ella y esto es lo que nos cuenta.

Lo tuyo con los dientes es pasión. Marido dentista e hija dentista. A parte de dientes, ¿de qué habláis en casa?

(Sonríe) Bueno, es inevitable que alguna vez salga el tema, al fin y al cabo nos dedicamos a esto porque nos apasiona, y es cierto que a veces nos comentamos algún caso. Pero también es verdad que cuando salimos de la clínica y estamos en casa tratamos otros temas. A mí personalmente me encanta cualquier enriquecedora conversación. Disfruto mucho charlando, sea del tema que sea. ¡Siempre hay cosas que aprender!

Todos los pacientes que salen de tu gabinete lo hacen tranquilos, relajados… como si vinieran de una larga sesión de spa. Venga, cuéntanos. ¿Qué haces para hechizarlos?

Siempre que estoy atendiendo a un paciente me pongo en su piel y lo trato como me gustaría que me trataran a mí. Es un gran logro personal poder conseguir que el paciente se relaje y pierda el miedo.

 

dentista mujer sevilla

 

Ahora nos imaginamos a Mercedes estudiante de odontología. En Buenos Aires. ¿Cómo era aquella Mercedes? ¿Muy distinta a la de ahora?

(Sonríe y mucho!) ¡Me haces gracia con tu pregunta! ¡Era una pólvora! He cambiado muchísimo. Ahora  soy más calmada y tranquila. Con los años me volví más mesurada y menos impulsiva, aunque a veces extraño a aquella Mercedes.

Madre de cuatro hijos, muchas horas en la clínica, gimnasio… a ver Mercedes, ¿cómo haces para sacarle tanto rendimiento al día?

Estoy exhausta! Jajaja Realmente la única manera que tenemos, especialmente las mujeres, de abarcarlo todo es privarnos de algunas cosas, y muchas veces se renuncia al ocio o al descanso…

Oye, una curiosidad… podrías haber elegido Madrid, Barcelona, Milán, París… ¿por qué Mairena del Aljarafe?

Es fácil enamorarse de esta tierra. Desde el primer día que llegamos, nos sentimos como en casa. El trato de la gente, las ganas de vivir y el hecho de saberle darle a todo la importancia justa. Veníamos de una gran ciudad, y nos apetecía algo más abarcable. Sevilla nos pareció el sitio adecuado y tengo que confesar que fue una elección acertada. Desde luego, yo me siento una sevillana más.

Recent Posts

Leave a Comment