Consejos para cuidar el cepillo de dientes durante la epidemia por COVID-19

En estos duros momentos atravesamos, toda medida de precaución que adoptemos para prevenir el contagio por el coronavirus es bienvenida. Así que, un hábito diario como cepillarnos los dientes, también debe adaptarse a las nuevas circunstancias. Por ello, os dejamos unos consejos que nos envían desde el Consejo General de Dentistas de España.

El lavado de manos

Es fundamental que, antes de tocar nuestro cepillo de dientes, nos lavemos concienzudamente las manos con agua y jabón. El lavado debe durar al menos 40 segundos, haciendo hincapié en el lavado entre los dedos, los pulgares y las palmas de las manos.

El cepillado de dientes

Durante la pandemia, no solo debemos mantener nuestros hábitos de higiene bucaldental, sino que debemos intensificarlos. Debemos intentar cepillarnos los dientes después de cada comida con pasta dentífrica fluorada durante 2 minutos. Además, al menos antes de dormir, debemos utilizar el hilo dental o cepillos interproximales.

El lavado del cepillo de dientes

Una vez finalizado el cepillado, debemos limpiar el cepillo con agua abundante para retirar los restos de pasta dentífrica y de residuos alimenticios. No olvidemos que el cepillo puede ser una fuente de bacterias, virus y hongos, por lo que debemos mantenerlo siempre limpio.

La desinfección del cepillo de dientes

Es recomendable desinfectar el cabezal del cepillo después de cada uso. Puedes utilizar una solución de povidona iodada diluida al 0.2% (no utilizar en caso de alergia al iodo). Si no tienes este producto, utiliza agua oxigenada diluida al 1%. Para la desinfección, sumerge el cabezal del cepillo en la solución y déjalo durante 1 minuto.

Secar el cepillo

La humedad en el cepillo de dientes favorece el crecimiento de bacterias y de hongos. Por eso, después de usarlo, es conveniente secarlo bien. Sujetando el cepillo por el mango, se le va dando vueltas a derecha e izquierda con el objetivo de expulsar el máximo de agua que haya quedado en el cepillo. Una vez sacudido, el cepillo debe colocarse con el cabezal hacía arriba para que los restos de humedad se escurran hacía el mango y no al revés.

Alejar el cepillo del WC y del lavabo

No conviene nunca dejar el cepillo al aire, en el cuarto de baño, cerca del lavabo o del WC. Las bacterias y virus, cada vez que descargamos el sanitario o nos lavamos las manos, se quedan en el ambiente y se depositan en los cepillos de dientes. Por eso, lo ideal es no tener los cepillos a la vista, sino guardados en un armario. En todo caso, deben estar alejados al menos 1 metro del WC y del lavabo.

Que no se toquen los cepillos

Un error que cometemos muy a menudo es almacenar varios cepillos en un mismo recipiente o vaso. Eso permite que los cabezales se rocen y se puedan transmitir bacterias, virus y hongos de un cepillo a otro. Por eso, se recomienda que el almacenamiento se realice de forma individual.

Y para terminar, otra vez a lavarnos las manos con jabón. ¡Ánimo y a cuidarse!

Recent Posts
Contáctanos

Mándanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Start typing and press Enter to search

consejos ortodoncia sevilla
× ¿Cómo puedo ayudarte?